Luna nueva en Libra. Cara a cara. 8/10/18 22:46 hrs.

Toda Luna nueva es un portal que abre oportunidades, bajo cuya influencia, de atrevernos, como las serpientes podremos cambiar de piel. Venimos de la Luna llena en el signo opuesto, Aries donde se pone en manifiesto la individualidad vs. las alianzas, que nos llevan a un accidentado nosotros, más deseoso del yo que del juntitos. Aquí la oportunidad de picar el botón de ‘reset’ o mejor aún darnos un ‘hard reset’ para ponerle un nuevo tono a todas nuestras relaciones.

Hace cinco días Venus el planeta regente de Libra, se puso retrógrado en Escorpión hasta el 31 de octubre para luego pasarse a Libra, hasta el 16 de noviembre. Es una historia en dos actos. Las Lunas nuevas tratan acerca de comienzos pero al estar retrógrada la Diosa del amor, estos tendrán que ver con nuestro pasado, no para cerrar capítulos si no para comenzar nuevos. El primer acto inicia en Escorpión, por lo que es inevitable que Venus se disponga a excavar nuestras pulsiones más profundas, a descubrir lo que nos mueve, lo que ha estado escondido, estancado. Hurgar entre nuestras verdaderas intenciones vs. cómo vivimos realmente nuestras asociaciones, no es cosa fácil. Nos la pasamos encubriendo nuestros verdaderos sentimientos; mostrarnos tal cual somos vulnera y no todos estamos dispuestos. Se complica cuando además toca investigar al vínculo más importante, cimiento indiscutible sobre el cual se gesta el amor a los demás, es decir el amor que nos tenemos (espero sea inmenso).

Plutón, (regente moderno de Escorpión), hace una cuadratura (aspecto de tensión) a esta Luna, que por la naturaleza de Libra buscaría equilibrio y armonía, pero el Dios del inframundo exige profundidad para reconstruir y reparar desde la raíz. La recomendación es lograr intimar con nuestros miedos, no para resolver problemas, si no más bien para deshacer los malos hábitos al ver, escuchar, procesar, pensar… Los miedos que se suscitan cuando hay más de uno involucrado, al rechazo, a la indiferencia, al abandono, a la impermanencia. Este ejercicio nos vuelve humildes, no cabe la arrogancia. Nos vistamos una y otra vez dolidos, sensibles, aterrados. Reconozcamos nuestro potencial para transformarnos. Los contactos con Plutón son eso, pura alquimia, no la que llega con un chasquido de los dedos, si no mediante el trabajo honesto y personal.

Venus también hace una cuadratura a Marte. El guerrero en nosotros irá tras la justicia y la equidad combatiendo a su paso prejuicios y creencias rancias.

El segundo acto de esta historia es el paso de Venus a Libra (31/10 - 16/11), signo al que rige. Donde se encuentra ligera, dispuesta, complaciente. No necesita discutir, pelear, hay un cierto desapego que permite objetividad. Fuera el espíritu combativo, bienvenida el arte de la diplomacia. Nos conectamos más movidos por la empatía que por nuestras diferencias. Después de la inmersión en las aguas escorpiónicas, respiramos.

Nos hemos estado preparando para este momento, para cara a cara, con la noción que tenemos de nosotros y los otros, los asuntos románticos, lo que valoramos de las interacciones sociales, cambien y se transformen, lento pero seguro. Damos paso al amor genuino, armónico, gratificante y honesto. Le damos la vuelta a nuestra vida amorosa, amistosa, dejamos que circule el aire…

Que Pedrina y Río les acompañen e inspiren en este viajecito.

¡Buenas Lunas!