David Bowie. Hombre estelar. Mini perfil astrológico.

Foto

Foto


Desde siempre y para siempre seré fanática de Bowie. En la faceta que uno lo aborde resulta asombroso. Ese no encajar, esa presencia imponente sin importar la investidura que llevara, el personaje al que caracterizara, el salirse de sí; la ropa, el maquillaje, la actitud. Un ascendente (forma en la que nos presentamos al mundo) Acuario (elemento aire) en todo su esplendor. Les cuesta adaptarse al status quo, desafían toda tendencia y en contraste, las inician e imponen. Lo hizo toda su vida, no sólo a nivel apariencia, si no con su música. Acabo de leer por ahí que todo nos recuerda a Bowie, porque lo hizo todo. Y sí. El aire es inquieto explora, incursiona y si bien estuvo en el atolladero por momentos, siempre logró revivir. Tenacidad Capricorniana.

Alguna vez dijo que no le costaba nada de trabajo escribir canciones para por ejemplo Lou Reed, Iggy Pop o Mott the Hopple, pero para él no podía. Crear a Ziggy Stardust le permitió salirse de sí, distanciarse, como si le hablara a otro. Los signos de aire necesitan su espacio, en el desapego funcionan mejor, Ziggy fue el plan perfecto.


image-20150713-9480-ospmei.jpg

Bowie, el ‘thin White Duke’ como le apodaron, era Capricornio, las almas viejas del zodiaco. Sofisticado, sabio y ambicioso. Tuvo una carrera larga y exitosa. Nada sorprendente con las cabras, su ambición los aparta de los soñadores y los convierte en hacedores. Los Capricornio están totalmente motivados al logro y trabajan a tiros largos, para quedarse. Desde joven su mirada era como la de un sabio. En su experimentación, había algo de certero y sólido, una madurez que sólo el signo que se añeja en reversa puede tener a la edad en que él ya era una estrella. Pensar en Bowie, es pensar en alguien que perdura, en un clásico.

Su Luna en Leo (nuestras partes emotivas) lo hace llamativo; sus emociones pomposas y teatrales. Leo está conectado con la creatividad y la expresión artística. Su Sol en Capricornio lo moderaba y seguramente aterrizaba, pero nunca le impidió mostrarse extravagante. Esto exacerbado por su Júpiter en Escorpión: oscuridad, sexualidad, provocador.

Hoy 8 de enero hubiera cumplido 72 años. Fue un iconoclasta, fue un rompe paradigmas.

Por siempre, David Bowie.

Aquí una también, mini lista con algunas de sus canciones. ¡Pónganle!