Lo que viene en el 2019. Predicciones zodiacales minimalistas.

Foto de  Ian Schneider  en  Unsplash
 

A lo largo del año exploraremos a mayor detalle los movimientos de los planetas y su influencia sobre nuestras vidas. Este ejercicio es un breviario acerca de lo que nos espera según nuestro signo. Hay ciertos movimientos planetarios destacados en el año sobre los que me basé para delinear la pequeña ruta para cada uno de nosotros.

El más afortunado es el paso de Júpiter a Sagitario hasta el 2/12/19, signo al que rige; en sí un gran augurio. Promete un año generoso, de oportunidades y desarrollo. Podremos confiar y abrirnos a lo que sea que venga. Luego Urano el innovador, se pasa el 6 de marzo y hasta el 2026, al conservador signo de Tauro. Como es su especialidad, sacude al status quo incomodando a más de uno. Pero por estar en este signo de tierra, habrá balance entre la innovación y el progreso.

Plutón y Saturno, los transformadores celestiales, continuarán en el ambicioso signo de Capricornio, asegurándose de que redoblemos esfuerzos donde sea necesario.

Finalmente los eclipses, estos eventos perturbadores que traen consigo cambios radicales, no de golpe, si no dosificados a lo largo del año, en que se va armando la trama y de pronto, cuando menos lo esperamos, nos cae el veinte como un balde de agua fría. Los eclipses del 2019 serán el eje Cáncer - Capricornio / contención - estructura. El escenario se alista para meternos en cintura y darnos la estructura necesaria para cimentar un buen año.

Deseo les sea de utilidad.

Feliz todo queridos lectores.

Les dejo a estos DJ’s franceses, Polo & Pan, que me acompañaron re bonito durante los últimos meses del año. Imagino esta como la melodía tema del 2019, como el espíritu del año que empieza. ¡Pónganle!

 
aries.png

ARIES 21 MARZO AL 19 ABRIL 

Habrá que moderar nuestro característico ímpetu e informarnos e investigar cómo podemos hacer mejor las cosas de ahora en adelante. Aprendemos la importancia del esfuerzo y el trabajo duro, ese que no viene con expectativas, cuya recompensa es el trabajo en sí. Cambiemos lo que no nos gusta, pero paso a pasito, no al aventón carneros… No podemos hacerlo todo y menos al mismo tiempo. Dediquémonos a los proyectos que tienen que ver con nuestras ambiciones y planes a largo plazo. Pongamos nuestra energía y empeño en lo que nos va a representar logros.

El 2019 es un año de dedicación y esfuerzo. Plutón el que transforma y Saturno, el que estructura, están en el tenaz y ambicioso signo Capricornio. Como si fuera poco, los eclipses de enero, julio y diciembre, caerán en el eje raíces y carrera, casa 4 en Cáncer - casa 10 (de la profesión y el destino) en Capricornio. Será un año de avances. Se pone en la mesa el quienes somos en el y para el mundo. Necesitamos que se nos reconozca por nuestra esencia y de ser posible, que se nos pague por ser nosotros. Necesitamos reconectarnos con nuestras raíces para manifestarnos en todo nuestro esplendor. Siempre y cuando el trabajo sea duro, incesante, implacable (tenacidad no es lo nuestro pero… ahora es INDISPENSABLE), no habrá imposibles. La lente del realismo permitirá que demos el paso ese, aja… a concretar.

Júpiter en la casa 9, a la que rige y donde se encuentra encantado, nos permite expandirnos y que se nos presenten muchas oportunidades. Podemos ser ligeros, no tomarnos la vida tan en serio (por momentos he que Plutón y Saturno no cesan) y lo mejor, ser optimistas. En los negocios podáramos expandirnos internacionalmente. En una de esas volvemos a la escuela,nos titulamos, damos clases, escribimos, no lo sé. Lo más tentador será explorar nuevos mundo, abrirnos, aprender, viajar.

Familia y amigos pueden demandar un poco más de atención de lo ordinario, por aquello de los eclipses de enero, julio y diciembre en el eje Cáncer (casa 4 familia) - Capricornio. Quizá le entramos a la paternidad - maternidad, apoyamos a nuestro padres si lo necesitaran, que haya posibles cambios de casa o venta o compra de propiedades.

Urano en Tauro en casa 2 (dinero y valores) nos obligará a salirnos de las rutinas, a romper hábitos y malas costumbres, y a buscar maneras diferentes de ganarnos el dinero. traerá beneficios importantes a finales de año.

Kirón, el curandero, entra a Aries y nos urge a vernos honesta y profundamente, reconocernos, reconectarnos y como los felinos, lamer las heridas abiertas hasta cerrarlas hasta trasnsformanos. En una de esas inspiramos a otros a seguir ese mismo camino.

 
tauro.png

TAURO 20 ABRIL AL 20 MAYO

Movimiento ineludible Toros, pongamos el ojo en donde nos encontremos estancados y empecemos a movernos el tapete, que si no nos lo van a mover otros. Urano entra a nuestro signo hasta el 2026 y la zona de comfort no será la tendencia del año. Un constante cosquilleo en todo el cuerpo puede incitarnos hacia al mundo del freelance o del empresario independiente. Hay que actualizar nuestras herramientas de trabajo, entrarle al Internet, a la tecnología, no tenerle miedo a la innovación. Busquemos medios alternos hacia donde movernos.

Nadie mejor que nosotros para saber lo que nos conviene, así que hagamos caso a ese sentimiento en la panza que dice que va por ahí la cosa, ese… no hay que dejarse influenciar. Si no creemos en nosotros, no hay acción.

Además Júpiter estará todo el año en nuestra casa de la intimidad y la urgencia por fusionarnos será peligrosa en el sentido de que ni la vamos a pensar. Pero, alto… ¿confiamos en la persona? Genial que nos aventemos al ruedo, pero antes de darle firma en la chequera, esperemos con esa paciencia implacable, a que nos demuestre que es digno de nuestra confianza. Suena horrible, pero es nuestro dinerito señores.

Tendencia a ser trabajólico a mediados de año. Sí, nadie lo hace como nosotros pero qué creen, no somos indispensables, y saber delegar es un talento de pocos. Aplíquenlo. Les va a gustar.

El eclipse del 21/01 finaliza una etapa en temas familiares, todo se acomoda. El resto del año los eclipses de enero, julio y diciembre caen en el eje percepción y crecimiento, en la casa 3 (comunicación) - casa 9 (viajes y aventuras). Así como conocemos al mundo, cómo creemos que es, lo que suponemos saber, la manera en la que pensamos, todo está por cambiar. Se nos abren perspectivas y nuevos horizontes, se destapa la mente. Hay más de lo que creemos Tauro. Tenemos mucho por conocer y por aprender.

Las amistades y relaciones del extranjero serán claves pues nos embarcamos en una búsqueda de conciencia y sabiduría. Confiamos en nuestro proceso y se traza un sendero en el que crecemos.

geminis.png

GÉMINIS 21 MAYO AL 20 JUNIO

El aire necesita variedad y el sólo traer y llevar información sin meterle nada de emoción no será suficiente. Renovación Géminis, experimentación, cambio de imagen, de aires, de formas. Los eclipses de enero, julio y diciembre en el eje del dinero y los recursos que compartimos, casa 2 (dinero y valores) en Cáncer - casa 8 (recursos compartidos) en Capricornio, exigen ser más atrevidos en lo financiero y la forma cómo nos procuramos estabilidad. Nos sacuden desde la base y podemos sufrir una desestabilización. Suena contradictorio, pero es que las fórmulas de antaño ya no sirven. Busquemos generar más, pagar deudas y hacer nuestro guardadito. Por este espíritu innovador más de uno puede interesarse en nosotros y proponernos un cambio en lo laboral. Aplaudimos el cambio, pero con los eclipses hay que investigar a fondo si nos van a cumplir lo que prometen, asegurarnos pues, hacerlos firmar y que se comprometan, es de las sorpresas que un eclipse nos puede dar, así que no hay que dar el paso sin antes analizar todos los probables escenarios.

Con Júpiter, el benefactor, en la casa 7 de las relaciones de compromiso, nos abrimos a una amplísima gama de posibilidades románticas. De por sí inquietos Géminis, nos quedamos cortos al decir que vamos a experimentar. Pero sí podríamos sentar cabeza. De hecho es algo que nos va a interesar después de uno que otro encuentro diferente. Ahora que si estamos emparejados, a ponerle emoción a la alcoba señores (casa 8 intimidad y el asunto eclipses, recuerden). Ahh y la Luna llena en Libra de marzo - abril cierra ciclos amorosos y nos alistamos para dar el siguiente paso. En distintas direcciones, ya sea el renovar votos, decidir tener hijos, comprometernos, etc.

Urano en la casa 12 (del inconsciente) nos va a permitir encontrar nuestro centro, a estar en silencio, a morar en la contemplación de lo propio y aquello que es necesario resolver con quienes nos rodean. Nos encontramos con nosotros mismos para consolidar nuestra fortaleza y recobrar la confianza en que todo lo podemos, vamos a quitar obstáculos que estorben poco a poco, en solitario. Nos desharemos de las cargas emocionales.

Mientras andamos en esas, revisemos nuestros vínculos afectivos más cercanos. Necesitamos de todo el apoyo emocional disponible, sobre todo de espejos que nos ayuden a reflejar lo que somos y en lo que nos estamos convirtiendo. En el camino se ven andadas emocionantes.

cancer.png

CÁNCER 21 JUNIO AL 20 JULIO

Grabémonos bien la palabra pasión, el 2018 fue un año duro e importante en cuanto a logros, a auto estima y a pruebas. Urano se sale de nuestra casa 10 en marzo y es probable que venga la estabilidad laboral. Toca conectar con la chispa, con lo que nos gusta y hace que nos levantemos todos los días, sin tener que estar a las vivas y no saber qué esperar en lo profesional. Ya que se pasa a la casa 11, estar al día en todo lo tecnológico es de vital importancia. La forma en que trabajaremos podrá ser muy diferente a lo que estamos acostumbrados, seamos receptivos.

Físicamente el 2018 también fue importante, ahora con Júpiter atravesando nuestra casa 6 de la salud, el impacto será más intenso, hay que ir un paso + allá. Hay que probarnos, medir nuestra fuerza y tesón. Ponernos metas importantes, desafiar nuestras posibilidades. Nos abrimos a diferentes métodos, yoga, pilates, artes marciales, alimentación ayurveda, ayunos intermitentes, por nombrar algunos. Cada uno enriquecerá más nuestro proceso. Creo que la clave está en la mezcla de estilos y experiencias. No hay que cerrarnos, si hay una palabra clave en bienestar para el 2019 es experimentación.

Pese a que podamos sentir la necesidad de comprometernos, este año los eclipses de enero, julio y diciembre nos van a sacudir más que a nadie por caer en nuestro signo y en el eje identidad y relaciones, en la casa 1 (identidad) y en Capricornio casa 7 (relaciones de contrato) el opuesto. El otro y el yo, vamos a tener que equilibrar el impulso por ser independientes con cómo incluir al otro. ¿Cómo recorrer mi propio camino y al mismo tiempo coexistir? Cuando ademas nos encanta hacernos cargo de los demás. ¿Mis relaciones son coherentes con quién soy ahora? Mucho que reflexionar.

Los proyectos colaborativos serán importantes. Busquemos todas las dimensiones a esta dinámica, no perdamos el sueño por ninguno de estos proyectos y sí hagamos que sucedan. Consultemos a todo aquel que pueda enriquecer este proceso.

Por naturaleza nutrimos a todos a nuestro alrededor. Nuestro planeta regente, la Luna, al culminar en marzo y abril en Libra, le da un giro a la manera en que nos relacionamos. Este año cangrejos tengamos presente que necesitamos nuestro espacio, que será de gran beneficio ocuparnos de nosotros, luego de nosotros y al final de nosotros. Los otros… han estado muy atendidos. Un decansito. ¿No?

leo.png

LEO 22 JULIO AL 22 AGOSTO

En marzo Urano se pasa a nuestra casa 10 de la carrera y el lema será ‘espera lo inesperado’, traducción, seamos flexibles, abiertos. No hagamos demasiados planes, ni cálculos, porque las cosas podrán cambiar de un momento a otro. Vamos a tener que ser muy hábiles para poder improvisar y resolver todo lo pueda suscitarse. En la medida que aflojemos el cuerpo, navegaremos alegremente en el mundo de la improvisación y por ende en el de la innovación. Y hablando de cuerpo, con tránsitos de Urano siempre se recomienda ejercicios de flexibilidad. El yoga es una gran herramienta para suavizar nuestras articulaciones y ensayar, a todos los niveles el soltar.

Saturno, que todo lo regula, desde nuestra casa 6 del trabajo nos va a ayudar con el orden. Hay que meternos en cintura y cuidar mejor de nosotros en todos sentidos. El concepto mente sana en cuerpo sano no puede ser más claro que durante el año que viene. Además será casi natural ya que Saturno, se va a empeñar en ayudaros a encontrar el balance entre nuestros hábitos y nuestro trabajo. Esto permea en los procedimientos y la forma en que abordamos nuestra productividad. Los eclipses de enero, julio y diciembre, se van a dar en este eje salud y repliegue, casa 6 (salud) en Capricornio - casa 12 (inconsciente) en Cáncer. Nuestro cuerpo está más sensible física y espiritualmente, todo nos afecta. Podemos beneficiarnos con cambios en hábitos, ejercicio y alimenticios. Se abre nuestra percepción. Por estar de por medio nuestras rutinas lborales, conviene preguntarnos si a nuestro trabajo le falta algo, si lo abordamos con propósito o en automático. En paralelo atendemos nuestro espíritu.

Júpiter el expansivo, se pasea por nuestra casa 5 (expresión personal) y el cielo podría ser el límite o más bien nuestro escenario. Con las metas claras, encontraremos a la audiencia deseada y potenciaremos nuestra exposición pública. Que no nos extrañe si logramos notoriedad, si es lo que buscamos.

También la casa 5 es la del romance y con Júpiter, el aventurero, abriendo puertas y posibilidades ‘el amorrr estará en el aire’, como dice la canción. Será la pasión la que nos mueva a hacerlo todo. Nada de conformarnos con algo conveniente, vamos por lo diferente, lo que nos haga vibrar, así nada más.

virgo.png

VIRGO 23 AGOSTO AL 21 SEPTIEMBRE

Los eclipses de enero, julio y diciembre en el eje autenticidad y creatividad, casa 5 (romance y creatividad) en Capricornio - casa 11 (comunidad) en Cáncer, resaltarán eso que nos hace ser especiales y que vamos a desear que los otros nos reconozcan. También terminan o se actualizan alianzas. Las amistades pueden ser claves para que podamos lograr nuestros sueños, sobre todo porque es de quienes obtendremos el apoyo. Florecemos en los grupos y en el trabajo en equipo, ya saben el tan trillado, ‘la fuerza está en los números´. La energía creativa estará a tope y nos sentimos con la fuerza para hacer planes a largo plazo, porque reconsideramos y renovamos nuestras metas. Hijos, placeres, talentos es de lo que vamos a desear. Plutón y Saturno en la casa 11 permitirán que abordemos nuestros vínculos amistosos de forma madura y consistente.

Júpiter, el que todo lo abre en nuestra casa 4 de la familia y lo doméstico, expande la manera en que convivimos con la tribu. Se escribe una nueva historia familiar, cambian las dinámicas, crecemos en este ámbito. Aunque también puede exacerbarse aquello que no funciona, con suerte, sucede de tal forma, que logramos resolver problemas. Es desde nuestras raíces donde nos encontramos fuertes, desde donde sacamos la garra para ser, para estar, para proyectarnos con todo nuestro potencial. Tanto que hasta un negocio casero podría ser exitoso.

En todo esto la disciplina y la constancia serán claves para mantenernos en forma durante el año. No basta con ejercitar el cuerpo, y pensar sólo en los beneficios del plano físico, hay que atender nuestro espíritu, buscar nuestro centro y aspirar a la paz interior. Nuestra meta debiera ser alcanzar un balance que nos permita permanecer equilibrados.

Abrir las puertas de nuestro hogar a aquellos que son cercanos enriquecerá nuestro mundo en todas direcciones.

libra.png

LIBRA 22 SEPTIEMBRE AL 22 OCTUBRE

El deseo de sentar cabeza es fuerte ya que Saturno y Plutón se alojan justo en la casa 4 de la seguridad doméstica. Y seamos honestos Libra, nos encanta por naturaleza convivir en armonía. Estamos listos para comprometernos y ponernos serios en el tema familia.

No obstante el universo nos manda los eclipses de enero, julio y diciembre, sobre el eje raíces y destino, en la casa 4, en Capricornio (familia y raíces) - casa 10, en Cáncer (profesión y destino), y su efecto se sentirá sobre las estructuras más íntimas de nuestra vida, la familia y lo que somos en el mundo de afuera. El efecto será el de acabar con las cortinas de humo alrededor de lo que pensamos es el hogar, la familia y la carrera ideal porque ya no corresponden a nuestra realidad. Nos vemos obligados a mirar de cerca las dinámicas y las historias que nos hemos formulado y contado, que no son verdaderas y están llenas de falsas expectativas.

Le sumamos a Urano, el disruptor, haciendo olas en la casa 8 de la intimidad, y palabras como celos y posesión, podrán ser parte de nuestro vocabulario; en serio. La doble Luna llena en Libra de marzo 20 y abril 19 nos pone en el dilema de cercanía / distancia, quiero pero no quiero. Qué les digo Libra una montaña rusa emocional, no se me asusten, al final siempre todo se acomoda.

Con Júpiter el benefactor en nuestra casa 3 de la comunicación y la comunidad, indica posibilidades de crecimiento en estas áreas, incluso en la parte de negocios, como abrir un café en nuestro barrio, una pequeña miscelánea, encontrar alguna manera de satisfacer las necesidades de nuestro entorno. Y como andamos más sociables, ampliamos nuestras conexiones, con lo que establecemos redes de largo alcance, que podrán llevaron lejos. El eclipse de julio impacta nuestra casa 10 y nos conectamos con la ambición, desde trabajar desde casa, entrarle a algo que tenga que ver con la industria del servicio y procuración de bienestar, hasta desempeñarnos más armónicamente y mejor en la oficina. Vienen cambios interesantes.

Lo que nos permita fluir, tipo las artes marciales, nos hará la mar de bien. Todo suave, despacio, que nos implique a nivel sensorial y espiritual. Nuestros vínculos afectivos pueden fortalecerse, pero habrá una lente práctica a través de la cuál vamos a mirar a quienes nos corresponden y quienes no, actuaremos acorde.

escorpion.png

ESCORPIÓN 23 OCTUBRE AL 21 NOVIEMBRE

Después de haber sido anfitriones durante un año, de Júpiter el benefactor, en nuestro signo, ahora se pasa a Sagitario y a nuestra casa 2 del dinero. No exagero al decir que 2019 puede ser de los años más lucrativos en mucho tiempo, siempre y cuando hayamos hecho el trabajo para poder ver los frutos, eso que ni que. Ya sabemos que en la vida nada es gratuito y para recibir hay que dar, se premian el esfuerzo y el trabajo duro, escorpiones. Sé que este es su lema, así que no dudo nada que recojan una cosecha interesante. Se pueden presentar buenas oportunidades de negocio y ofertas atractivas de trabajo, así que estemos alertas. También aumenta nuestra auto estima y cuando esto sucede sentimos que nada nos detiene. OJO, porque tanta confianza en uno, nos puede hacer sentir tan bien, que gastamos de más y podemos tomar riesgos innecesarios. Así que mesura señores, que Júpiter abre en todas direcciones. Saturno y Plutón desde la casa 3 de la comunicación abren la posibilidad a todo lo que tenga que ver con la palabra escrita, hablada, el aprendizaje, dar clases, conferencias, publicar, entre muchas otras actividades, ustedes sabrán, harán de este año uno muy productivo.

En el amor estamos listos para sentar cabeza, para compartir todo lo que se pueda. Pero a partir del 6 de marzo, con la entrada de Urano, el disruptor, durante 7 años a nuestra casa 7, de las relaciones de contrato, ‘esperemos lo inesperado’. Desde las personas que nos pueden atraer, algunas en las que jamás habríamos pensado que nos fijaríamos, hasta las formas en que nos vamos a relacionar. Si andamos emparejados, será todo un reto. Vamos a necesitar estimulación en todos los sentidos, variedad. No habrá momentos aburridos escorpiones. Así que alertas.

Los eclipses de enero, julio y diciembre, caen en el eje percepción y expansión, casa 3, en Capricornio - casa 9, en Cáncer. Recibimos una sacudida a nivel sistema nervioso, creemos saberlo todo, pero cómo ven ¡¡¡que no!!! Nuestra manera de ver al mundo, nuestras creencias, nuestra educación, están maduros para recibir nueva información, para actualizarnos. Está por abrirse una especie de ventana perceptiva a otros mundos. El por qué pensamos como lo hacemos y por qué creemos en lo que creemos, tiene que ser examinado a conciencia. Preparémonos a ampliar nuestra visión del mundo, vámonos más allá de lo que nos es familiar, lo que nos es cómodo. Hay otras realidades, hay otras maneras. Preparémonos, que nos vamos a sorprender.

La salud mejora pues Urano se sale de nuestra casa 6 y nos deja en paz, literalmente. Si teníamos trastornos de sueño, ansiedad, llega la calma. Necesitamos desintoxicar el cuerpo y el alma, todo lo relacionado al cardio nos sentirá de maravilla. Pero no debe faltar las disciplinas que nos aterricen, como las artes marciales, el yoga o simples caminatas que nos pongan en contacto con el aquí y ahora.

Los vínculos amistosos se consolidan pues Saturno y Plutón lo reafirman todo desde la casa 3, nos relajamos y confiamos en los otros un poco más, aunque no habría que descartar algunas depuraciones de amistades.

sagitario.png

SAGITARIO 22 NOVIEMBRE AL 21 DICIEMBRE

Nadie puede decir que los últimos dos años fueron particularmente benevolentes para nosotros. De mucho aprendizaje, nadie lo niega, pero fueron duros y a veces parecían interminables. Afortunadamente todo en la vida se equilibra y ahora con nuestro planeta regente Júpiter, el que trae abundancia, en nuestro signo, la vida nos sonríe. Hasta el 2/12/19 lo tendremos todo para nosotros (al planeta). Abordamos la vida con optimismo, con ganas de mejorarla; nos sentimos bien con nosotros. Tanta magnanimidad puede traer oportunidades que nos ayuden a experimentar más, a crecer. Nos mostramos como somos, no nos ocultamos tras nada ni nadie, así en bruto. Eso sí, tanta buena onda nos puede hacer sobre indulgentes. Así que no nos relajemos, como sea hay que trabajar, aprovechemos cada minuto, que viene bueno el año.

Los eclipses de enero, julio y diciembre nos tocan el eje del dinero, casa 2 (dinero que nos ganamos), en Capricornio - casa 8 (recursos compartidos) en Cáncer. El dinero puede llegar de lugares inesperados. También se nos puede poner a prueba. Nos cuestionamos la solidez de nuestra situación material. ¿Tenemos lo suficiente? ¿Tenemos deudas, las podemos pagar? ¿Nos menospreciamos? Probable cambio de actitud en cuanto a las posesiones materiales. Quizá haya herencias o ventas de propiedades. Los estabilizadores Saturno y Plutón, están en nuestra casa 2, obligando al orden. A partir del 6 de marzo, Urano en Tauro revolucionará la forma en que trabajamos, nuestros procedimientos y sistemas. Así que esperemos movimientos telúricos, pero después de la tormenta, viene la calma.

En el amor, con la estancia de Júpiter en nuestro signo y en la casa 1 de la identidad, a quien nos vamos a dedicar, es… a nosotros. Como que hacerle espacio al romance suena interesante pero estaremos ocupados descubriéndonos en todas nuestras dimensiones, Es probable que se nos perciba algo ensimismados y hasta egoístas, pero conforme avance el año, vamos a empezar a voltear a ver a los otros. No significa que no tendremos romance en nuestra vida, es sólo que no será la prioridad. Al menos eso parece. Eso sí, sale Urano de nuestra casa 5 y la intermitencia de las relaciones concluye de una vez por todas. Unas por otras Sagitario. OJO con el eclipse de julio, algo puede pasar a nivel intimidad, como darle un gran voto de confianza al otro y hasta compartir ¿cuentas de banco?. Siempre cautos por favor.

Urano en Tauro y en la casa 6 de la salud hará que nos replanteemos el cómo nos cuidamos. Abrimos el espectro a otro tipo de alimentación, a distintas rutinas de ejercicio, a mejores hábitos y a la experimentación, en la que les aconsejo no se pierdan, por aquello de la novedad. Que bueno es explorar cuanta alternativa nos recomienden, pero hay que ver cuál nos conviene más y hacerla. Busquemos rutinas que aterricen y que nos permitan entrar en estado contemplativos, a recobrar la serenidad. En los vínculos amistosos encontramos grandes satisfacciones. Aunque andaremos de aventuras, hagamos espacio para aquellos que queremos.

capricornio.png

CAPRICORNIO DICIEMBRE 22 AL 19 ENERO

Saturno, nuestro planeta regente y el que pone orden y Plutón, el encargado de la transformación, ambos en nuestro signo, prometen un año de esfuerzo, determinación y trabajo duro. Podemos adquirir muchas responsabilidades, por momentos sentir que no la hacemos, esmerarnos hasta más no poder y no verle fin al ahínco con el que trabajamos. Pero la maestría será la recompensa Capricornio. Ademas los eclipses de enero, julio y diciembre caen en el eje de la auto definición y las sociedades. Cómo nos vemos versus cómo nos ven los demás. La tarea será cómo reconciliar las diferencias. Es hora de intentar nuevos estilos para presentarnos ante los otros, de ponderar qué tan eficientes somos en cómo nos acercamos a los otros, ¿estamos realmente reflejando lo que somos? ¿Dejamos espacio para el nosotros? Hmmm… Mucho que reflexionar. Eso sí, los eclipses son despiadados, recuerden que no actúan de inmediato, la trama se desarrolla poco a poco. Pero todo lo revelan y modifican.

Júpiter en la casa 12 trae una dimensión peculiar al 2019. Se trata de un trabajo de liberación, de soltar, de rendirnos y explorarnos en lo más profundo. Soltamos hábitos que hemos acuñado por años. No tendremos temor de confrontar nuestros miedos y lidiar con ellos. Nos reconocemos compasivos y empáticos. Este recorrido, evidentemente incluye la manera en que nos relacionamos, dónde estamos obsoletos y cómo desenredarnos. Siempre que hablo de esta casa digo que es también la del perdón, no sólo a los otros, si no a nosotros mismos. Dejarnos de juzgar, dejar los rencores, los resentimientos y repito perdonar en horizontal. Algo alejados de todo, nuestra sombra se va a revelar, decidimos acogerla, nos preparamos para un nuevo comienzo, para involucrarnos con el mundo de otra forma.

Los eclipses de enero, julio y diciembre toca el eje de la identidad y las relaciones, la casa 1, en Cáncer - casa 7 en Capricornio. Podría haber crisis de identidad, de individualidad en nuestras relaciones. Viajamos en conjunto o en solitario, se remueven las dinámicas de pareja y también con los socios. El eclipse del 2 de julio va a caer en nuestra casa 7 de las relaciones de compromiso, saldrán muchas cosas a relucir de la relación que no necesariamente serán todas nuestra responsabilidad. Honremos el proceso de cada uno, primero el personal y tratemos de ser objetivos. Mucho que acomodar.

Es probable que queramos arreglarle la vida a todos aquellos que nos son cercanos, empezando por la familia. Capricornio se mueve por el deber ser y en nuestro espectro la familia debe funcionar correctamente. Pero en ocasiones no somos los personajes adecuados para enmendar los caminos de los demás. Permanezcamos respetuosos, a un lado, hasta que se nos requiera, cosa que no necesariamente va a suceder. El 6 de marzo Urano el disruptor, sale de nuestra casa de la familia y se pasa a la del romance y la creatividad. Así que llega la calma a los asuntos domésticos y vienen tiempos diferentes para nuestro corazoncito. Consolidémonos.

La salud está en el equilibrio que logremos, en la serenidad que podamos procurarnos. El trabajo de la casa 12 se va a reflejar en el día a día. Vamos a ir quitando capa a capa atorones, prejuicios, malas costumbres. Nos vamos a ir reprogramando poco a poco. Serenidad Capricornio, esta nos traerá estabilidad.

acuario.png

ACUARIO 20 ENERO AL 19 FEBRERO

Durante su estancia en la casa 11 del colectivo y la comunidad, Júpiter, el benefactor, puede abrir oportunidades tecnológicas para hacer negocios Acuario, para crecer y expandirnos por ahí. Si hay un medio que nos es natural, hasta diría familiar, es la tecnología. Como signo de aire, los procesos digitales se nos facilitan. Como todo asunto con Júpiter hay que estar listos, hay que haber hecho el trabajo para poder cosechar. Desarrollemos nuestras habilidades y montemos alguna iniciativa innovadora. Estoy segura que algo se nos ocurrirá. Plutón y Saturno desde nuestra casa 12 están cimentando las bases para que podamos deshacernos de toda la basura que andamos cargando y que a veces sirve como sabotaje. Los finales que simplemente no hemos querido enfrentar y se anuncian hace tiempo ahora se pueden concretar. No hay como deshacernos de lo obsoleto. No sólo objetos, también relaciones, patrones de comportamiento, enganches. Puede ser una temporada pesada, pero de hacer el trabajo salimos ligeros y renovados. Como se dice coloquialmente, corregidos y aumentados.

El 6 de marzo, Urano el innovador, se pasa a nuestra casa 4 de lo doméstico. Abre una dimensión a explorar que puede ser el trabajar desde casa, si no todos nuestros asuntos, quizá alguna alternativa para generar una segunda entrada. Movernos de lugar o cambiarnos de casa puede estar en la agenda del año. Con el eclipse del 2 de julio es probable que consigamos ayuda confiable en quien delegar parte de las muchas responsabilidades adquiridas, será un alivio.

La serie de eclipses desde el 2017 fueron en el eje Leo (yo) - Acuario (colectivo), el tema ‘tú y yo’ ha sido el foco de los últimos años. Cómo equilibrar el ser y coexistir. Complicado, porque sabemos Acuario, que implicarse no es lo nuestro. Estamos en todo y con todos, pero eso de entregarse en cuerpo y alma ¡de ninguna manera! La gran conclusión a estas llamadas de atención, se nos revela el 21/01 con el eclipse lunar parcial en nuestra casa 7 de las relaciones de compromiso, donde la que esté en curso se termina o se endereza. M eimmagino estos programs de concurso donde al final te dicen ‘te quedas o te vas’. Si estamos solteros, puede llegarnos alguien, si estamos listos o no para que progrese la relación dependerá de qué tanto le chambeamos estos años. A saber…

Los eclipses de enero, julio y diciembre caerán en el eje de la adaptación y el retraimiento, en la casa 6, en Cáncer (salud) - casa 12 (inconsciente), en Capricornio. Llega la hora de adaptarnos a una nueva serie de circunstancias. Nos cuestionamos las pequeñeces y lo infinito en nuestras vidas. En la medida que soltemos miedos, recobraremos salud y bienestar. Acabemos con los malos hábitos y limpiemos nuestro cuerpo de toda impureza. Con ayunos, una mejor alimentación, ejercicio y todo eso que no se antoja mucho pero ah que bien nos hace.

Con Júpiter en nuestra casa 11 del colectivo, buscamos a personas afines a nosotros, nos expandimos en los distintos círculos sociales. Mucho que intercambiar, recibir, explorar, conocer.

piscis.png

PISCIS 20 FEBRERO AL 20 MARZO

Tendremos la fortuna de alojar por un año a Júpiter, el de la abundancia, también nuestro planeta regente, en nuestra casa 10 de la profesión. Se avecina un año muy auspicioso en temas de carrera. Pueden presentarse oportunidades, como una promoción dentro de la empresa, un ofrecimiento laboral muy atractivo o un cambio de profesión. Podemos incluso viajar por temas laborales. Además sentiremos que podemos hacer lo que se nos venga en gana por estar recargados en seguridad. Entre más hagamos, más obtendremos a cambio. Ya saben, a mayor esfuerzo, mayores beneficios. Es muy probable que se nos reconozca el buen trabajo que hemos desempeñado hasta ahora. Todo es un circulito que va generando reacciones y acciones, que en este caso serán positivas. Concluir una meta, ponernos nuevas nos tendrá muy ocupados. Lo único que hay que no debemos olvidar es que hay que trabajarle duro, con Júpiter la tendencia es a confiarnos y relajarnos cuando vemos que todo fluye. ¡No! A chambearle señores. Además Urano el desestabilizador, se sale el 6 de marzo de nuestra casa 2, la del dinero, ufff… y podremos recobrar la tranquilidad, si no es que la estabilidad.

Los eclipses caerán en el eje de la autenticidad y la creatividad, en la casa 5 (auto expresión), en Cáncer - casa 11 (colectivo), en Capricornio lo que nos va a urgir a llamar la atención sobre nosotros, a que nos vean y noten. Quizá algunas amistades sufran recorte (no republicano por cierto) y algunos lazos se rompan. Si tuviéramos hijos, podría haber cambios en la relación con ellos. En general bueno, querremos estar más cerca y serlo todo para ellos. Igual, no exageremos.

Estamos listos para mostrarnos lo más auténticos y a exponernos como somos. Las amistades serán claves en actualizar nuestras metas. Su apoyo será fundamental, los sentiremos como familia en ciertos momentos. También nos conectamos con la alegría y el disfrutar de los placeres de la vida.

En el amor necesitamos divertirnos, y estar estimulados. Es un año tranquilo sin mayores movimientos planetarios. Podría decir que habrá estabilidad, ya que nuestra casa 7, de las relaciones de contrato, está en Virgo y no habrá movimientos por ahí. Ahora que en la casa 5 de los romances furtivos, caerá un eclipse sólo para recordarnos que tenemos que replantearnos cómo nos vinculamos. Procurar estar más presentes, más nutrientes en las relaciones. Puede que de pronto, consolidemos compromisos, embarazos y hasta rupturas.

Urano se pasa a la casa 3 de la comunicación y nos damos cuenta que la manera en que hemos venido intercalando ya no sirve hay que actualizarnos meterle ondina al asunto.

En actividades en grupo vamos a ser más constantes en lo que a salud y bienestar se refiere, porque Saturno, que es quien nos disciplina, estará en la casa 11 de la comunidad. Clases de lo que se les antoje en algún gimnasio, rodadas en bicicleta con amigos, senderismo, ustedes sabrán. La clave es estimularnos los unos a los otros.